Mi maestro el pulpo

por Catalina Donoso

Como es habitual suelo ver muchas películas, series y documentales, creo que  a veces veo más de lo que recomiendo. Pero un buen conocedor es aquel que sabe escuchar,  y agradezco a Ingrid de la ciudad de Iquique quien me hizo llegar este nuevo aviso, recomendado este documental Maestro Pulpo.

Cuando vi el nombre «Maestro Pulpo» no me motivo mucho, no parecía muy cautivador, ¿Cómo un documental sobre un pulpo? pero le di la oportunidad, puesto que siempre he sido una apasionada del mar, creo que no puedo vivir más allá de dos horas de viaje de el.Así fue cuando comencé a ver este viaje submarino a través de los ojos de Craig Foster, abatido por los pesares de la vida, sumergido en la depresiones familiares, decide por cuenta propia caer literalmente y tocar más fondo, en las profundidades de un bosque marino en las costas de False Bay,  Ciudad del Cabo en Sudáfrica.

A medida que transcurre los minutos bajo el mar es como si los problemas se desvanecieran por la corriente marina, los colores enceguecedores de un universo bajo el mar son hipnotizantes, sin darte cuenta pasan los minutos tan veloz como el nado de un tiburón y te ves atrapado bajo los tentáculos del pulpo que pequeñito ves paso a paso cómo evoluciona su vida. El cariño que Craig siente por el pulpo es tan fuerte que traspasa la pantalla, sintiendo tú también un apego único con un animal que jamás has visto o tocado, pero que te hace sentir tan vivo como si tus pies flotaban bajo las corrientes marinas.

Para este viajero aventurero como Craig buceó a diario en sus gélidas aguas, sin un traje de neopreno, ni botellas de aire, en uno de los rincones del mundo con mayor densidad de depredadores. El pulpo al que conoció y rastreó fue primero su objeto de estudio, sin embargo no le fue fácil y aprendió bajo muchos errores. Era algo totalmente nuevo, y a veces él sentía que el pulpo estaba tan cerca que podía leer su mente, cuando salía a la superficie se sentía perdido… como si su vida no tuviera más sentido que estar con su nuevo amigo. 

Un día la desesperación de perder la huella del pulpo, hizo que aprendiera más sobre su recorrido marino, busco en cada rincón bajo el mar, perdido en un océano de colores entre medusas y cangrejos se fue forjando con la rutas de las conchas, un nuevo camino entre esta fauna marina.

Las pruebas fueron muchas pero el mejor premio que tuvo Craig fue la enseñanza de su nuevo y gran amigo el Pulpo, le enseñó cosas que ningún humano había visto. ‘Lo que el pulpo me enseñó’ fue un trabajo rodado a lo largo de ocho años y con 3000 horas de filmación, documental de una amistad e interacción únicas, una inteligencia animal nunca vista. Así Craig lo expresa en cada palabra, traspasando esa enseñanza a su hijo porque entiende que la conexión de la naturaleza es la unificación del ser con lo creado por la divinidad.

La belleza de imágenes de este documental le han otorgado una nominación para los próximos premios Oscar y se lo merece completamente, en un goce visual que se disfruta a cada momento, quizás no estemos al 100% de acuerdo con las decisiones que Craig tomó en su curso marino, pero acompañarle durante esta jornada nos permite como ser humanos conectarnos con una alternativa de naturaleza, muy oculta para el común de los seres,  resultando en una invitación a la búsqueda de la naturaleza y la contemplación de la belleza.

Comentario del documetal

1 Comment

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.