Skip to content

“Más allá de la fiesta” la comedia de Netflix que te deja una misión para hacer

por Tania Crichton

Más allá de la fiesta Comedia romántica nos cuenta sobre una chica muy sociable alegre llamada Cassie, interpretada por (Victoria Justice)quien es la reina de la fiesta. Despreocupada y con el lema vive el momento!.Cassie comparte piso con su mejor amiga, quien es todo lo contrario a ella melancólica algo negativa y muy rígida a cambiar de rutina, se niega a seguir el ritmo de vida de Cassie, está feliz de la vida y a vísperas de su cumpleaños, entusiasmada por celebrarlo a lo grande, se reúne con sus amigos para ir de fiesta.  
Aunque la resaca le juega una mala pasada y sufre un accidente transportándose al más allá. Como quien dice, ahora tendrá que ganarse el cielo, pero entrar por la puerta grande no es para todos y con grandes deudas pendientes en la tierra, tendrá que encargarse de pagarlas una a una, si es que quiere la llave para entrar al cielo.

Así con la ayuda de una gran Angelita irá en búsqueda de una nueva oportunidad para enmendar todo aquello que dejó en el tintero y así ser merecedora de un trocito del paraíso.

La película tiene un guión aparentemente simple, sin pretensiones y quizás ya muy visto, sin embargo me hizo reflexionar; de una forma u otra, todos hemos llegado a ver el mundo de una forma diferente en la actualidad, quizás ser sobrevivientes de la pandemia nos ha dado esa segunda oportunidad de vivir y realizar todas esas cosas que por un momento las pasamos por alto.

Pensamos que vamos a vivir eternamente, pero las constantes pérdidas del 2020, nos han demostrado que no somos inmortales, que de una u otra forma todos partiremos, por ello la oportunidad de tener nuestras deudas espirituales y personales resueltas antes de partir, es un tema que fluye por el aire y que quizás muchos lo han considerado.

Por mi parte en mi propia experiencia siento confort y paz en mi corazón, pudiendo volver a mi pasado, cerrando los ojos y recordar a mi padre, quien partió cuando estaba lejos de sus abrazos, pero a pesar estar lejos de su lecho, tuve la oportunidad de decirle lo mucho que lo quería y darle las gracias por todo lo que me había dado, eso me deja cada día con una enorme paz en mi corazón. El saber que me pude despedir en un momento así, me llena de amor por él, cada día que me dio su tiempo, sus enseñanzas, sus fuerzas, sus valores y el amor por nuestros orígenes, pues sus ancestros los llevo dentro de mí cada día.

Como en el film “Más allá de la fiesta” nuestra protagonista sufre un giro inesperado en menos de 24 horas, donde nos muestra una realidad totalmente distinta, es en este punto donde quiero reflexionar y preguntarles a ustedes. ¿Cuántos de nosotros estamos preparados para un viaje sin retorno? en nuestra realidad actual de cada uno, pienso que muchos me dirían que no estamos preparados. Es por ello que deseo compartir esta reflexión pues me agrada mucho ver una película o bien serie, en que me hace cuestionar en cuanto a lo que estoy haciendo en el “ahora” y esta película es una de ellas.

En la actualidad vemos y somos bombardeados por muchísima información, sobre como el mundo está lleno de situaciones difíciles y cada día vemos por la televisión, leemos por la prensa escrita, escuchamos por la radio e incluso encontramos por internet, las noticias de incendios, sismos, inundaciones, volcanes en erupción, robos, asaltos, personas que emigran escapando de guerras de líderes con hambre de poder, en fin que resulta un largo etc. Llega a un punto que hasta nos resulta algo natural y lejano a nuestra realidad diaria.

Por ello me gustaria que retomen la metáfora del Contador, que así como su trabajo es contabilizar y al final del día debe cuadrar sus libros y las cuentas bien pagadas, cuadrando lo que se llama “el debe y el haber” es menester estar equilibrado. Meditar sobre nuestras deudas, pensar a quién de nosotros le debemos, una disculpa por nuestras acciones, ya sea de manera consciente u inconsciente, donde pudimos dañar el alma humana, el resentimiento no es bueno, llevar el sentimiento de culpa por años, es una carga muy pesada, hay que saber cerrar ciclos en nuestra vida, para así poder hacer este viaje con “el deber y el haber” totalmente pagado y en paz con la satisfacción del deber cumplido.

Que no pase por alto el meditar cuantas veces negamos un abrazo, el decir un día te quiero, o bien que no nos dimos el tiempo suficiente para la familia, por no tener tiempo, por nuestro ego y orgullos. Que no sea tarde cuando nos demos cuenta de haberlo dicho lo que debimos haber dicho, porque esa posibilidad pasa por nuestras vidas y en ocasiones la dejamos pasar.

Trailer

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: