¡Dios quiere ser tu amigo en redes sociales! Warner Channel estrena God Friended Me

 

Reclutar un profeta en pleno siglo 21 no debe ser fácil para Dios. Sus tradicionales formas de comunicación podrían poner en riesgo el éxito de sus mensajes. Entonces debe adaptarse a los nuevos tiempos y, celular en mano, alistar a sus nuevos edecanes a través del mejor camino para captar la atención de un millenial: las redes sociales.

Dios se manifiesta de las formas más misteriosas: en un arbusto ardiendo, en los rayos del sol a través de las nubes, en los sueños, en profetas o ángeles. Pero los tiempos han cambiado y llegar a los seres humanos requiere de una actualización que capte su atención entre los miles de estímulos que a diario reciben. Ya no basta su palabra, un sermón inspirador, las religiones o la necesidad de encontrar la respuesta a su existencia. ¿Qué pasaría, entonces, si a Dios se le ocurriera contactar a las personas por redes sociales y mandarles una solicitud de amistad? ¿Creerían que se trata de Dios o pensarían que se trata de una broma? Warner Channel presenta el estreno de God Friended Me, de lunes a viernes, a partir del 6 de enero, a las 15.00 horas.

Screen Shot 2020-01-25 at 20.52.45

Miles Fines se declara ateo. No cree en la existencia de Dios ni en un plan maestro que regule los destinos de las personas. Es tal su convencimiento que no tiene complicaciones en gritarlo al mundo y a quien quiera escucharlo en sus podcasts. “Dios no existe”, es su premisa, aunque eso le traiga más de un problema con su padre, que es un sacerdote anglicano. Todas sus convicciones se ponen a prueba cuando un tal “God” le manda una solicitud de amistad por redes sociales. Aunque quiera ignorarlo, termina por aceptar su invitación. A partir de ese minuto “God” le empieza a sugerir amistades directamente a su teléfono, y todas estas personas se aparecen delante de sus ojos en medio de crisis, angustias, depresiones o necesidades que Miles, desconfiado y escéptico, acaba solucionando. Desde entonces, la cuestión es creer o no creer e inevitablemente él descubrirá que estará dudando de lo que siempre ha creído.

Las preguntas sobre la fe, la existencia y la ciencia se mezclan en este drama cómico sobre un ateo cuya vida se trastorna cuando Dios le manda una solicitud de amistad. Sin quererlo, se convierte en un agente de cambio en las vidas y destinos personas que están a su alrededor y que no habrían captado su atención de no ser por esta “sugerencia divina”. God Friended Me es una serie de aspiraciones sobre la fe, la familia y la humanidad, y también un relato alegre sobre la esperanza, la conexión y la celebración de todas nuestras diferencias.